• Cueva del Agua

    La Cueva del Agua se localiza en el Pico del Asno de Sierra Arana, a una altitud de 1.750 metros, en el término municipal de Iznalloz. La boca da acceso a una de las cavidades más importantes de la provincia, con un desnivel de 180 metros y un desarrollo superior a los 3.000 metros. Alberga espectaculares formaciones, predominando los conjuntos de grandes estalagmitas (Sima de los Dientes de Dragón, Cámara de los Endriagos…), grandes mantos estalagmíticos, cubiertos por bellas cristalizaciones ‘coraloides’ (Sala de la Música, Sima del Plus Ultra…) y junto a estas formaciones pequeñas lagunetas de aguas cristalinas (Laguna del Glaciar, Lago Verde…). Además, se han descubierto una veintena de especies endémicas, entre las que destacan algunas por su rareza o por ser exclusivas de esta cavidad.

  • El Sotillo

    Se trata de un bonito paraje natural que cuenta con pinares (algunos de ellos centenarios) y gran variedad de plantas aromáticas cuya titularidad -según cuentan los lugareños- corresponde a los y las menores de edad del pueblo para evitar su enajenación, facilitar la preservación de su integridad y garantizar su disfrute por todas las generaciones venideras. Hasta la década de los 80 aproximadamente existió una elemental industria estacional que recogía y destilaba plantas aromáticas como la alhucema, el tomillo, la mejorana, etc., para la obtención de aceites esenciales y perfumes. Actualmente, se trata de un marco incorparable para practicar senderismo, bicicleta o simplemente, leer un buen libro con paisajes mágicos.

  • Castillo de los Almendros

    Este castillo fue una construcción árabe que sustituyó a una antigua fortaleza romana. También se conoce como Castillo de Iznalloz o Alcázar de los Almendros. Centenaria construcción musulmana que sirvió durante siglos como fortaleza en la línea fronteriza de la reconquista, se asienta sobre el tajo de la Hoz, sobre el río Cubillas, y destacan parte de los torreones de su mismo nombre, silos y mazmorras. Constituye el emblema de este pueblo, pese a estar en ruinas, y da nombre a Iznalloz, cuyo significado poético es “Castillo de los almendros en flor”.

  • Iglesia Nª Sª de los Ángeles

    Este magnífico templo parroquial data de 1501, aunque se iría completando a lo largo de los siglos posteriores. Es exponente de la proyectiva siloesca y del renacentismo hispano, con algunos resabios gotizantes y reminiscencias corintias, platerescas y mudéjares. El mismo maestro de la catedral de Granada, Diego de Siloé, la trazo en 1549. Entre 1550 y 1558 el cantero Juan de Arredondo marca el perímetro y levanta la cabecera (capilla mayor y sacristía). Entre 1559 y1571-73 se realizan los primeros tramos y el circuito exterior. Vienen entonces a Iznalloz el maestro Juan de Maeda y el aparejador Alonso Hernández del Palacio. Pero las obras se detienen debido a la disposición arzobispal que limitaba los fondos de fábrica. La construcción se reanudará en el siglo XVII. Mencionar que fue declarada Monumento Histórico-Artístico el 12 de Junio de 1973.

  • Puente Romano

    Aún en uso, este puente romano del siglo I a.C. y declarado monumento histórico artístico, formaba parte de la red viaria que surcaba las tierras de Hispania en época imperial. Está situado a la entrada de Iznalloz y salva el cauce del río Cubillas. Es de un solo ojo labrado con sillares.

  • Museo Micológico

    Tiene su sede en la antigua vivienda del ingeniero forestal. En la actualidad es un centro dedicado al estudio e investigación de los diversos tipos de setas que existen en la Sierra de Arana, y donde hay expuestas al público más de 150 tipologías diferentes de hongos. Cuenta con 4 salas que muestran imágenes de las especies de setas de mayor relevancia, acompañado de una leyenda para conocer más sobre dichos hongos. Contiene 4 maquetas de considerable volumen, en las que se reproducen diversas especies a tamaño natural y sobre el tipo de suelo en el que nacen, especies como por ejemplo las venenosas emanita muscaria y la amanita phalloides.